No s茅 si a vosotros os pasa, cazadores, que cuando veis c贸mo el monte se va artificializando, c贸mo se va humanizando, c贸mo se va eliminando la pureza鈥 se os estremece el coraz贸n. Me da pena cada vez que veo una finca vallada, me da pena cada vez que se construye una nueva carretera, un nuevo t煤nel, una nueva v铆a de tren que supone que se tengan que 鈥渞omper鈥 montes enteros鈥 Y me niego a eso.

No soy muy mayor, pero con menos de dos d茅cadas de vida, me ha dado tiempo a ver c贸mo el campo ha ido cambiando, y no a mejor. Cada temporada son menos los espacios abiertos, las l铆neas de monte kilom茅tricas, esos lugares donde te pod铆a entrar un cochino al puesto procedente de decenas de millas del sitio. Cada vez es menos campo, y m谩s ciudad. La caza es cada vez m谩s un negocio y no una actividad de disfrute, una actividad que te pone los pelos de punta cada vez que sales, que te acelera el coraz贸n hasta l铆mites insospechados. Se prima el dinero antes que la perdiz, los lujos antes que la esencia, lo f谩cil antes que lo puro. El ser humano se ha ido metiendo en un espacio que no es nuestro, y lo ha querido hacer nuestro, llev谩ndose por delante todo lo que hab铆a.

finca-vallada

Me da pena, tambi茅n, que cada vez haya m谩s cazadores artificiales, m谩s cazadores de fin de semana, m谩s escopeteros鈥 Me da pena que desaparezca el cazador verdadero, el de monte, el que lo vive de verdad. Me da pena que no se respete el animal abatido, que no se respete cualquier animal en definitiva. Afortunadamente, aqu铆 todav铆a gozamos con una comunidad cazadora de muy buena calidad, amante de la naturaleza, cazadores conservacionistas, cazadores de los de verdad, de manos gruesas, arrugas y escopeta vieja. Pero me da miedo que esto acabe y que, entonces s铆, desaparezca la caza, pues ya no ser谩 caza.

Me estremece el coraz贸n, tambi茅n, cuando veo miles de hect谩reas de agricultura extensiva. Me da pena que antes ah铆 hubiese vida, y que hoy no quede nada. Me da pena que el ser humano se est茅 cargando, poco a poco, lo que queda de naturaleza. Poca gente hay que se preocupe por esto. El cazador, el conservacionista, el ecologista y el animalista (que aunque lo hace mal, lo hace con toda la buena voluntad del mundo) son las 煤nicas figuras en esta sociedad que se preocupan, que se ponen delante de la gente poderosa como diciendo 鈥渁qu铆 no pas谩is鈥. Me da pena que solo seamos nosotros los que tenemos esa actitud.

No s茅 si ser谩 que soy un cazador muy rom谩ntico, cazador de escopeta superpuesta, canana, perro y al campo. Sin tapujos. No s茅 si ser谩 que he visto mucho cambio en muy poco tiempo. Lo que s铆 s茅 seguro es que la caza, los cazadores y la naturaleza, como todo, se va modernizando, y la caza, el monte y los animales no se pueden modernizar, perder铆a toda su esencia, toda esa pureza que nuestros abuelos y tatarabuelos han gozado durante sus 茅picas jornadas de caza. Se perder铆a la caza. Se perder铆a el monte. Se perder铆a todo.

 

Categorias: Blog, Opini贸n

  • RSS
  • Delicious
  • Digg
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Youtube

Articulos Destacados

Cursos de Formaci贸n

La Escuela de Caza de la Federaci贸n Andaluza de Caza ...

Crean una Plataforma

La ONC crea una Plataforma Nacional de Defensa del Silvestrismo ...

Los gobiernos de Bal

Defendieron su viabilidad como alternativa a las capturas

Adi贸s al Arru铆

La reclamaci贸n de Ecologistas en Acci贸n llega al Tribunal Supremo, ...

Al C茅sar lo que es

Las redes sociales echan humo, una ola de odio se ...

Patrocinadores

  • PS3conClase
  • Armeria M.Martin
  • Anunciate AQUI
  • Anunciate AQUI

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin煤a navegando est谩 dando su consentimiento para la aceptaci贸n de las mencionadas cookies y la aceptaci贸n de nuestra pol铆tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci贸n.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies